Hallan restos de 3 jóvenes desaparecidos en Bogotá en 2017

La vicefiscal María Paulina Riveros, en la noche de este viernes, se comunicó como Germán Montaña, padre de Brayan Andrés Montaña, uno de los tres jóvenes que desaparecieron en la noche del 22 de febrero de 2017.

En diálogo con Colprensa el padre del menor explicó que fueron contactados porque, al parecer, habían encontrado a su hijo sin vida en el barrio Cerro Norte, en la localidad de Usaquén en la capital del país. Brayan Andrés es el menor de dos hermanos. En ese época, dice su papá, tenía 17 años.

“Esa noche él salió junto con sus amigos a trabajar en domicilios. Iban a entregar productos de un supermercado”, es lo que recuerda el padre del joven que este año cumpliría 20. Germán recuerda que la mamá de Brayan lo abandonó cuando apenas tenía cuatro años de vida, desde ese entonces el hombre ha sacado a su hijo adelante.

Sin embargo, lo que menos esperaba es que un sábado estuviera haciendo diligencias y papeleos en la Fiscalía y Medicina Legal para identificar si los restos óseos que según Riveros fueron hallados en un operativo este viernes, corresponden a su hijo, ese que desapareció el primer día de su trabajo.

Lo que le causa desconcierto a Germán es que casi dos años más tarde de su desaparición la Fiscalía esté entregando resultados, por lo que catalogó como “lento el proceso”. “Anoche me llamaron y me hicieron venir al búnker para entregar muestras de ADN, pero como se los dije a los fiscales y médicos forenses eso ya lo hicieron. Esas pruebas las tiene Medicina Legal”.

El padre de familia aunque se escuchaba sereno aseguró que lo único que quiere saber es la verdad, y que en caso que resulté ser su hijo, que a su juicio es lo más probable porque en el lugar hallaron ropa del menor, se haga justicia.

A Germán le informaron que fueron capturadas cuatro personas que, al parecer, hacían parte de las bandas de microtráfico que existen en la ciudad. Lo que expresó es que las autoridades deben determinar la causa por la cual le arrebataron a su hijo.

Junto con Brayan Andrés también desaparecieron Mauricio Castillo y Esteban Moreno, quienes también eran menores de edad. Por su parte, la Fiscalía en trinos emitidos en la mañana de este sábado aseguró que un equipo especializado avanza con la identificación de los restos óseos.

Durante las próximas horas, los familiares de los jóvenes esperan conocer los resultados y de ser sus hijos iniciar el proceso de brindar cristiana sepultura a sus seres.

Cortesía: elcolombiano.com